Roma en 11.110 pasos.

Tiempo: 2 horas Pasos: 11.110

Se pueden escribir muchas cosas sobre la ciudad eterna pero lo mejor es que las vivas por ti mismo. Desde sus ruinas y monumentos hasta sus míticas plazas, cualquier rincón de Roma es un rincón especial. Pero ¿qué recorrido puedes hacer si tienes solo 2 horas para recorrer la ciudad a tu aire? Nosotros tenemos la respuesta.

  • ¿Por qué visitarla?
    Es uno de los edificios más grandes en el mundo. 218 metros de largo, 136 metros de alto y una superficie total de 23.000 m2.

  • ¿Por qué visitarla?
    Desde la Antigüedad, ha sido la puerta de Roma por excelencia. Desde ella partía la Via Flaminia, que conectaba la capital del Imperio con el resto del mundo.

  • ¿Por qué visitarla?
    Sus famosos 135 escalones no son su único atractivo. Si eres goloso, no te puedes perder las tartas de Caffé Grecco, el restaurante más antiguo de Roma.

  • ¿Por qué visitarlo?
    La actual Cámara de los Diputados conserva en su plaza un obelisco traído por el Emperador Augusto para conmemorar la victoria sobre Cleopatra y Marco Antonio.

  • ¿Por qué visitarla?
    ¿Quién no ha querido emular la escena de Anita Ekberg y Mastroianni en La Dolce Vita? Pero no caigas en la tentación; está prohibidísimo bañarse en la fuente.

  • ¿Por qué visitarlo?
    Aunque imprescindible, gusta poco a los propios romanos que también lo conocen como la tarta de bodas, la máquina de escribir o la dentadura postiza de Roma.

  • ¿Por qué visitarlo?
    En este mismo lugar se cambió el curso de la historia, cuando fue apuñalado el mítico Julio César el 15 de marzo del año 44 A.C.

  • ¿Por qué visitarla?
    Para introducir la mano en la Boca de la Verdad que se encuentra en Sta. Maria in Cosmedin y ver si te muerde al decir una mentira.

ROMA