Un paseo por Sídney, al otro lado del mundo.

Tiempo: 1 hora Pasos: 4.670

  • Os proponemos una ruta por Sídney, una ciudad situada en las Antípodas, que tiene uno de los puertos naturales más hermosos del mundo. La capital de Nueva Gales del Sur en Australia vive por y para el mar y, por eso, no hay mejor forma de conocerla que recorriendo una de sus sendas costeras más emblemáticas: la ruta que une Bronté con la famosa playa de Bondi.

    La combinación de sus esculpidos acantilados con las playas de arena blanca y las aguas turquesas del Océano Pacífico convierten este paseo en una experiencia única.

  • El sendero que vamos a transitar está realizado con tablones de madera, se encuentra bien señalizado y no presenta dificultad alguna. Empezamos el camino en la tranquila localidad de Bronté, donde bordearemos su playa de aguas turquesas. Allí nos podremos dar un chapuzón en alguna de sus pozas, una de las zonas seguras para bañarse, ya que la costa australiana es peligrosa por sus fuertes corrientes.

    Enseguida llegamos a Tamarama, la playa de moda donde la gente guapa se deja ver y por eso recibe el apodo de ‘Glamarama’. Sus fantásticas olas son ideales para la práctica del surf, por lo que a lo largo de los tres kilómetros del sendero podemos contemplar las hazañas de los australianos a bordo de sus tablas de surf, un espectáculo digno de verse.

  • Si proseguimos la senda alcanzamos el Iceberg Club, parada obligada y uno de esos lugares paradisiacos que nunca se olvidan. A precios bastantes populares , es posible bañarse en una magnífica piscina situada al borde del mar, donde entran las olas del océano.

    Reanudamos la caminata y alcanzamos la mítica playa de Bondi Beach, cuna del surf y una de las más famosas de Australia y del mundo entero. A tan sólo 10 kilómetros del centro de Sídney, esta playa está repleta de actividades: desde representaciones artísticas hasta maratones de surf, carreras y patinaje sobre hielo.

  • En Navidad, época que coincide con el verano australiano, familias y mochileros se dan cita allí para recibir el Año Nuevo, como si se tratase de la madrileña Puerta del Sol.

  • Pero Bondi no es únicamente playa. En su selecto barrio también se encuentran las mejores boutiques de moda, una vibrante zona de restaurantes y varias galerías de arte.

    Aquí terminamos nuestra excursión tras habernos empapado del aire del Océano Pacífico y del auténtico estilo de vida surfero australiano.

SÍDNEY